Quite Quitting

¿Qué es el quiet quitting?

El quiet quitting no implica que un/a empleado/a vaya a dejar su trabajo, más bien se refiere a limitar las tareas a aquellas que exclusivamente se encuentran dentro de la descripción de su trabajo y , de esta manera, evitar trabajar más horas.

Los/as empleados/as aún cumplen con sus deberes laborales pero no se suscriben a la cultura de «el trabajo es vida» . Se ciñen estrictamente a lo que está en la descripción de su trabajo y cuando finalizan, dejan el trabajo atrás y se enfocan en tareas y actividades no laborales.

Por otro lado, el quiet quitting puede ser una señal de que el/la empleado/a no está contento/a en su puesto, está experimentando agotamiento o en búsqueda de un nuevo trabajo. El quiet quitting es una forma en la que el/la empleado/a lidia con el agotamiento y alivia el estrés.

¿Por qué las personas implementan el quiet quitting?

El quiet quitting suena como algo novedoso, pero en realidad es una práctica que ha sido empleada desde hace tiempo atrás.

Las personas llevaban a cabo esta práctica en sus empleos cuando se encontraban en busca de algo nuevo, ya sea por mala paga, carga de trabajo inmanejable, agotamiento o falta de oportunidades de crecimiento.

¿Sabías qué? 7 de cada 10 empleados/as experimentaron agotamiento en el último año, según cifras del informe Anatomy of Work de 2022 de Asana. Los descubrimientos también dicen que los/as empleados/as que sufren de agotamiento están menos comprometidos/as, cometen más errores, abandonan su empresa y corren mayor riesgo de baja moral.

¿Cuáles son las señales del quiet quitting?

Las señales de quiet quitting pueden diferentes dependiendo de la razón o razones del/a empleado/a quiere renunciar al trabajo. En el caso de un/a empleado/a infeliz con su trabajo, las señales pueden ser más notorias que las uno/a con el objetivo de querer obtener una mejor conciliación entre la vida laboral y la vida personal o familiar.

Algunas señales son:

· No asistir u/o participar en las reuniones.

· Llegar tarde o salir temprano del trabajo.

· Reducción de la productividad.

· Menor contribución en proyectos de equipo.

· No participar en la planificación de los proyectos.

· Falta de entusiasmo ante el trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *